Mantén el cabello sano en verano

Mantén el cabello sano en verano

No solo la piel se ve afectada por las largas exposiciones al sol durante el verano. Si no lo protegemos y tratamos adecuadamente, el cabello también puede sufrir los efectos nocivos del sol y de otros agentes estivales (el cloro de la piscina, la sal del mar o el viento). La radiación ultravioleta puede provocar la degradación de la queratina apareciendo sequedad, fragilidad y las temidas puntas abiertas. La melanina también quedará alterada provocando una distorsión en la tonalidad de nuestro pelo, especialmente si está teñido.

Si quieres seguir mantener el pelo sano en verano y seguir luciendo una melena sana, brillante y bonita, tan solo deberás protegerlo de los rayos UVA/UVB y ofrecerle una hidratación extra, además de seguir estos sencillos consejos:

Consejos para cuidar de tu cabello en verano

  • Usa un champú hidratante. Cambia tu champú habitual por uno más hidratante para los meses de verano, ya que el cloro o la sal del mar tienden a deshidratar el cabello. Como extra, puedes aplicar una mascarilla hidratante antes de ir a la playa y dejarla actuar durante todo el día.

Un cabello bien hidratado estará mejor preparado frente a las agresiones externas. Aplica una mascarilla hidratante una o dos veces por semana. Y como la hidratación comienza desde dentro, no debes olvidar beber al menos dos litros de agua al día y seguir una dieta equilibrada.

  • Peinados de verano. Las rayas muy marcadas, especialmente si tu cabello es fino, pueden hacer que se queme el cuero cabelludo al quedar esa línea de la cabeza desprotegida ante el sol. Para evitarlo, te recomendamos peinar tu cabello hacia atrás durante el verano.  

Si vas a recoger tu cabello para que no te dé calor elije coleteros, horquillas o diademas que sean de tela o plástico, ya que con estos materiales lograrás un recogido perfecto sin quebrar el cabello.

  • No olvides el protector solar capilar. De la misma manera que te aplicas crema con protección para cuidar la piel, debes hacerlo también en el pelo. Existen protectores solares específicos para el cabello y son unos grandes aliados para mantener el cabello bien hidratado, protegerlo de los cambios de temperatura y evitar los daños de las radiaciones solares durante la época estival. Además de protegerlo, hidratan, facilitan el desenredado, nutren, aportan brillo y protegen el color… En la farmacia puedes encontrar protectores solares para el cabello para aplicarte antes de exponerte al sol.
  • Moja tu cabello antes de bañarte en la piscina o la playa. El cabello es poroso por lo que incorpora con facilidad el agua del mar y de la piscina absorbiendo con él sus componentes dañinos (la sal y el cloro). Si lo mojas antes de meterte en el agua, la cantidad de componentes dañinos que penetrará en tu cabello será menor.

Si usas espuma, laca o gomina, antes de ir a la piscina o a la playa lávate el pelo para eliminar estos productos. De lo contrario, tu cabello acabará más dañado.

  • Tras bañarte en la piscina o playa, aclara el pelo para eliminar los restos de cloro o de sal. Y cuando llegues a casa lava tu cabello con un champú que actúe hidratándolo y reparándolo para eliminar todos los residuos, desde los filtros UV hasta el cloro, la sal y la arena. Tómate tu tiempo y aclara bien tu melena hasta que no quede ni rastro de los productos que hayas aplicado para su limpieza y protección, y hazlo con agua fría, ya que es muy beneficiosa para el pelo y el cuero cabelludo: mejora la circulación sanguínea, ayuda a eliminar los residuos del día, y aporta un extra de brillo.
  • Lava tu cabello siempre que lo necesites. Durante el verano sudamos más, y es probable que tengas la necesidad de lavar tu cabello más a menudo que durante el resto del año. No dejes de hacerlo por miedo a dañar tu cabello, ya el cabello no se daña por lavarlo sino por hacerlo con productos que no son adecuados
  • Evita el secador. En verano, el pelo no tarda en secarse al aire libre; así que es importante aprovechar y evitar el secador y la plancha siempre que sea posible. Así, le daremos un respiro a nuestro cabello.
  • Corta las puntas Es importante preparar el cabello para el verano y también repararlo a la vuelta de las vacaciones. Por eso, sanear los extremos y combatir la sequedad con un corte antes de las vacaciones es importante.
  • Al final del verano visita a tu peluquero y deja que corte por lo sano. De este modo, sanearás tu melena eliminando las puntas abiertas que hayan aparecido durante el verano
  • Mejor tapado. No olvides usar sombreros, pamelas, gorras, diademas… serán tus grandes aliados. Cualquier protección será buena. Cubrir el cabello durante algunos momentos de la jornada, aliviará su daño.
  • Apuesta por una dieta equilibrada y variada. Una dieta saludable es clave para tener un pelo fuerte y sano.

Toma nota de todos estos consejos para cuidar tu cabello en verano. Para un mejor asesoramiento, o para ayudarte a encontrar los productos capilares que mejor se adapten a tus necesidades, ¡no lo dudes y consúltanos!

Deja un comentario