Prepara tus defensas para el otoño

Prepara tus defensas para el otoño

Ya lo tenemos aquí, y el otoño supone para muchas personas una de las estaciones más conflictivas del año. Representa la transición del verano al invierno y puede provocar la aparición de estrés, apatía generalizada y depresión. ¿Dispuest@ a estimular tus defensas para el otoño?

La disminución de las horas de luz solar, el cambio de hora, la toma de conciencia de que las vacaciones ya forman parte del pasado y no volverán a disfrutarse hasta dentro de un tiempo, así como la reorganización de las agendas y obligaciones, generan una sintomatología de apatía característica del otoño y por las que recibimos muchas consultas en la farmacia.

La llegada de otoño supone un cambio de nuestra forma de vida, que puede afectar a nuestra salud si no tenemos el sistema inmunológico convenientemente preparado. La buena noticia es que podemos aumentar nuestras defensas y combatir bacterias y virus siguiendo unas pautas de vida saludables, así como con la toma de algunos productos y complementos que te ayudarán a superar el otoño de forma sana.

Nuestro organismo ha de realizar un mayor gasto energético para adaptarse a las temperaturas más bajas, lo que provoca un descenso de las defensas haciéndonos más vulnerables a la aparición de los resfriados. Asimismo, con la reducción de las horas de luz solar, nuestro cerebro produce más melanina (encargada de regular el sueño) y menos serotonina (hormona de la felicidad); de ahí que sea normal en esta época que nos cueste más levantarnos y que sintamos cansancio y tristeza.

Pautas de vida saludables:

Seguir unas pautas de vida saludables nos ayudará a aclimatarnos a la llegada del frío y a los días más cortos:

  • Hacer ejercicio físico: No hará falta dejarse la piel en el gimnasio, basta con caminar media hora al día para reforzar los sistemas inmunitario y circulatorio. Contribuye además a paliar la tristeza y la apatía.
  • Alimentarse bien: Cuidar la alimentación durante esta época del año, priorizando el consumo de alimentos frescos, especialmente de frutas y verduras nos puede ayudar a reforzar las defensas y contrarrestar la bajada natural de las defensas y el aumento del gasto energético que hacemos para adaptarnos a las bajas temperaturas.
  • Diez minutos de sol al día: Aportan vitamina D para tener los huesos sanos y levantan el ánimo gracias a la mayor producción de serotonina.
  • Dormir ocho horas diarias: Para combatir el cansancio físico y psíquico otoñal.
  • Realizar actividades de ocio para rebajar el estrés: Esto nunca deberíamos descuidarlo, pero durante el otoño se hace más necesario aún reservar un espacio para nuestras aficiones, o simplemente para salir con amigos. Ayuda a relajar la mente y a no acumular estrés.

Refuerza las defensas naturales de tu organismo.

El sistema inmune de nuestro organismo hace que estemos protegidos contra las enfermedades y la acción patógena de microorganismos o sustancias extrañas. Esta inmunidad se consigue de manera natural, gracias a la acción de linfocitos, leucocitos, anticuerpos y otros componentes.

Pero en ocasiones en las que es más frecuente la aparición de infecciones, como la incorporación y convivencia con otros niños en guarderías y parvularios en el caso de la edad pediátrica, el inicio de las épocas de frío y los cambios bruscos de temperatura (periodos en los que aumentan las infecciones respiratorias de repetición), o las etapas de actividad intensa física o mental, puede resultar de utilidad la toma de algún refuerzo para ayudar a potenciar el correcto funcionamiento de las defensas naturales:

  • Vitamina C.En una persona sana la ingestión habitual de vitamina C a través de los alimentos es suficiente para tener una función adecuada de los linfocitos T. Tomar cantidades adicionales de vitamina C no potenciará más su sistema inmunitario ni reducirá el riesgo de contagio de resfriados y gripe. Pero en el caso de padecerlos, la actividad de los linfocitos T aumentará y requerirá de una cantidad adicional de vitamina C.
  • Jalea Real.La jalea real es una sustancia elaborada por las abejas que ayuda a reforzar las defensas naturales del organismo. Actuará como coraza que proporciona energía frente a las agresiones externas. En ampollas bebibles, en jarabe o en cápsulas, pueden ser utilizadas por toda la familia. Se puede utilizar en épocas de exámenes, competiciones deportivas, convalecencia o cambios de estación
  • Própolis.Es una sustancia resinosa recogida por las abejas que posee compuestos polifenólicos con propiedades inmunoestimulantes, bactericidas, antivíricas y antiinflamatorias. Se puede tomar en jarabe, extracto, comprimidos, ampollas.
  • Probióticos.Son microorganismos vivos que se añaden o que contienen ciertos alimentos que contribuyen a crear un equilibrio microbiológico óptimo en el tracto intestinal y refuerzan el sistema inmunológico. Favorecen la actividad de los mecanismos inmunitarios a nivel local, en la mucosa intestinal, ya que una vez liberados en el seno de la flora intestinal, estimulan la producción de anticuerpos, un aspecto clave de la inmunidad.

En Farmacia Pugès estamos preparados para ayudarte a vivir un otoño saludable, ofreciéndote los mejores productos y consejos para combatir los efectos relacionados con la estación. ¡Ven a vernos!

Deja un comentario