Botiquín de viaje: ¡No te arriesgues!

Botiquín de viaje: ¡No te arriesgues!

¿Eres de los afortunados que podrás viajar estas vacaciones? ¡Felicidades! Uno de los aspectos al que deberás prestar gran atención y planificación es el botiquín de viaje.

Hasta el viaje mejor planificado y programado puede verse truncado por un simple contratiempo de salud. El acceso a la medicación no es tan fácil en todos los destinos. Estamos acostumbrados a una red de farmacias extraordinaria en nuestro país a las que acudir en el caso de cualquier percance, pero no será tan fácil en el extranjero. ¿Y qué hay del idioma? ¿Sabremos entender adecuadamente lo que nos aconsejen? ¿Y sabremos explicar lo que nos pasa?

Es mejor ir bien precavidos desde casa, y tu viaje puede quedar salvado por esos minutos que hoy dediques a la preparación del botiquín.

Tampoco deberías coger el del año pasado sin revisarlo. Los productos pueden estar en mal estado por las condiciones de conservación o incluso caducados.

Botiquín de viaje: ¿Qué debe contener?

El botiquín de viaje debe estar adaptado a las necesidades de tu familia y al lugar de destino, y debería contener, como mínimo:

  • Material de cura, como gasas esterilizadas, tiritas, y un producto antiséptico
  • Algún producto tópico con propiedades antiinflamatorias y calmantes del dolor
  • Medicamentos para el alivio de dolencias leves a nivel digestivo como acidez estomacal, digestiones pesadas, estreñimiento y diarrea, que pueden manifestarse durante los viajes debido al cambio de hábitos en la alimentación, así como productos para rehidratación en sobres,
  • Analgésicos para el alivio de dolores leves ocasionales
  • Antipiréticos para combatir la fiebre
  • Antihistamínicos, para picadas o reacciones alérgicas inesperadas
  • Fármacos para combatir el mareo
  • Alguna crema con cortisona suave para picaduras , alergias o eczemas
  • Algún colirio para irritaciones oculares, o suero fisiológico en monodosis para limpiar el ojo
  • Y si hay un producto que no puede faltar en el botiquín es el protector solar, y un aftersun calmante e hidratante para después del sol o una loción de calamina
  • Un repelente de mosquitos, más o menos potente dependiendo del destino. Infórmate en la farmacia sobre el más adecuado

Antes de viajar siempre debes consultar los requisitos según el lugar de destino. A veces hay que tomar alguna medicación especifica incluso tres semanas antes de viajar. También debes preparar tu medicación habitual generosamente por si ocurre algún percance que no te quedes sin ella , pues en algunos países será muy difícil de conseguir.

Botiquín de viaje: Planifica

En la era de la tecnología también han de formar parte de tu botiquín de viaje algunas apps de salud. El acceso a los medicamentos y a la atención médica no siempre es fácil pero el acceso a Internet sí. Ojéalas antes de salir o en los ratos muertos del viaje y así en el caso de que tengas que hacer uso de ellas ya no te resultarán complejas.

En cualquier caso, las apps solamente recomiendan cómo actuar en caso de necesidad, pero de ninguna forma sustituirán el diagnóstico de un médico o el consejo farmacéutico si puedes acceder a ellos.

Recuerda que debes empezar con la planificación del viaje con tiempo suficiente para que puedas cumplir el calendario vacunal para ir convenientemente protegido al viajar a determinados países, y que en algunos casos deberás seguir con las medidas preventivas una vez que hayas regresado del viaje. Infórmate aquí

Y aunque no es un tema de salud pero sí puede evitarte más de un quebradero de cabeza, nos parece interesante compartir este post del Ministerio de Sanidad acerca de tus derechos como viajero.

Lo mejor que puede pasar es que no necesites abrirlo. ¡Feliz viaje!

Deja un comentario